Resveratrol, el anticancerígeno del Vino Tinto.

vinos

Segùn estudios realizados, el resveratrol inhibe la acción de una proteína clave para la supervivencia y el crecimiento de las células cancerosas denominada factor kappa b(NF-kB), que se encuentra en el núcleo celular. Utilizando dosis relevantes de resveratrol se ha visto un dramático efecto sobre las células cancerosas al volverse sensibles a un compuesto llamado Factor Alfa de Necrosis Tumoral (TNFa), que hace que las células mueran autodestruyéndose en un proceso llamado apoptosis.

De acuerdo con investigadores ingleses, el resveratrol sigue siendo eficaz en la lucha contra el cáncer incluso después que el metabolismo del cuerpo la haya ha convertido en otros compuestos. Sin embargo, lo que es mejor aún es que esta sustancia que se extrae de la piel de las uvas rojas, no pierde sus propiedades anticancerígenas una vez que se metabolíza en el cuerpo. Estos datos son relevantes debido a que ya que el resveratrol se metaboliza muy rápidamente en el organismo e incluso se había pensado que no se podría emplear en ensayos clínicos debido a que podía perder sus propiedades. Sin embargo, la nueva investigación muestra que el producto químico resultante todavía sigue siendo eficaz, publicó Science Transnational Medicine. De esta manera, los resultados muestran que el resveratrol podría ser incluso más eficaz una vez que se ha generado a partir de sulfato de resveratrol que si no se hubiera metabolizado. Los científicos del UK Cancer Research, dirigidos por Karen Brown, investigadora de la Universidad de Leicester emplearon sulfato de resveratrol en ratones. Una vez administrado, los investigadores vieron que eran capaces de detectar el compuesto libre en el plasma y en una variedad de tejidos de los roedores.